Causas comunes por las que una moto no enciende.

Causas comunes por las que una moto no enciende.

Piloto, si alguna vez te ha pasado que tu moto no enciende. No te preocupes, la mayoría de las veces que esto llega a suceder es por motivos menores, que se pueden solucionar de forma sencilla. Y es que en muchas ocasiones se puede olvidar realizar algunas acciones o revisar algunos componentes para que el encendido de la moto se lleve a cabo de forma óptima.

Por esto, aquí en ITALIKA enlistamos las causas comunes por las que una motocicleta no enciende, y que todo piloto debe conocer, con esto podrán encender su moto fácilmente.

BOTÓN DE PASO DE CORRIENTE

Cuando el interruptor cortacorriente se encuentra activado se interrumpe el sistema eléctrico de la motocicleta, lo cual evita que encienda. Por ello, es importante asegurarse que este botón ubicado cerca del acelerador se encuentre desactivado para encenderla, ya que de esta manera permitirá el paso de corriente eléctrica a todos los componentes de la moto.

BATERÍA

La carga de la batería puede ser otra causa por la que tu moto no enciende, ya que en ocasiones puede bajarse cuando se quedan las luces encendidas sin que el motor esté en marcha, incluso por falta de uso. Para que puedas revisar la carga de forma sencilla pon atención en la intensidad de la iluminación en el tablero y faro, también en el sonido del claxon, si es menor de lo normal deberás encender con el arranque de patada o crank, o bien cargarla o cambiarla por completo, para conocer un diagnóstico completo te invitamos a visitar tu Centro de Servicio ITALIKA (CESIT) más cercano. Encuéntralo aquí.

FILTRO DE AIRE

Otro de los motivos puede ser que el filtro de aire esté sucio u obstruido, lo que impide que circule el aire dentro del motor, lo que a su vez no permite encender fácilmente tu moto. En este caso revisa el filtro para que lo liberes o de ser necesario lo cambies, acude a tu CESIT para que te ayuden a realizar el cambio. Y recuerda la importancia de realizar los servicios de mantenimiento preventivo, con esto aseguras el óptimo funcionamiento de tu moto para que siempre encienda de forma sencilla.

MOTO AHOGADA

Otra de las razones más comunes es tener el motor ahogado. Esto pasa cuando al motor llega más gasolina de la que necesita, esto puede pasar cuando al intentar encender la moto se coloca el acelerador a fondo, lo que cual hace que la presión se vea afectada, haciendo llegar  gasolina a la bujía  y que esta se moje y no haga la chispa para arrancar. Pero no te preocupes, para poder arrancar tu motocicleta sólo espera que pasen unos minutos, en lo que la bujía seca, cuando trates de encender nuevamente solo presiona el botón de encendido sin acelerar verás que enciende de forma fácil.

COMBUSTIBLE

Nunca olvides checar tu nivel de gasolina, no te vaya a sorprender un tanque vacío. Ahora bien, si el nivel es correcto, es importante asegurar que el combustible sea de buena calidad o que el depósito esté libre de agua. Para comprobar si se trata de esta falla, saca un poco de gasolina del tanque en un recipiente pequeño y observa si presenta burbujas, si es así, efectivamente tiene agua y tendrás que cambiarlo.

LLAVE DE PASO DE COMBUSTIBLE

Algunas motocicletas cuentan con llave o válvula de paso de combustible. En estos casos, es importante cerciorarse que esté en posición de abierto, ya que esto permitirá el paso de gasolina para alimentar el carburador. Es importante que revises el manual de usuario de tu moto para conocer si tu válvula es de dos pasos (abierto y cerrado) o de tres pasos (abierto, cerrado y reserva).

AHOGADOR

En algunos casos, cuando el clima está frío el motor de tu moto también lo está, lo que puede provocar que la moto no encienda, pero descuida cuando esto sucede es muy fácil encenderla, solo cierra o activa el ahogador, este tiene la función de reducir la entrada de aire al carburador haciendo que solo pase gasolina, lo que permite que arranque en frío. Una vez que encendió y calentó el motor unos minutos abre o desactiva el ahogador para comenzar a avanzar de forma óptima, ya que esto permite utilizar la mezcla de aire y gasolina correcta para obtener la potencia completa de tu moto.

Ahora bien, si ninguno de los puntos anteriores son la causa por la que tu motocicleta no enciende, entonces te recomendamos ponerte en contacto con tu CESIT para que realicen una valoración completa, de igual forma coméntales acerca de las revisiones que ya realizaste, esto ayudará a tener un diagnóstico más veloz.

Esperamos que estos consejos sean de utilidad para que te mantengas siempre rodando. Recuerda que es muy importante realizar los servicios de mantenimiento preventivo a tu moto, consulta tu calendario en tu manual de usuario, al realizar sus servicios en tiempo y forma, asegurar su óptimo funcionamiento, además prolongas la vida del motor y todos sus componentes.

Si tienes más puntos que quieras compartir, recuerda que puedes hacerlo en nuestras redes sociales, juntos hacemos una comunidad motociclista más informada.

#CONSEJOS #MOTO #ITALIKA